Acceso privado para usuarios

Después de contar con Eugenio Galdón y Rodolfo Carpintier como socios, BrainLang lanza su primera ronda crowdequity

Después de contar con Eugenio Galdón y Rodolfo Carpintier como socios, BrainLang lanza su primera ronda crowdequity

 

BrainLang ( www.brainlang.com ) es una startup con un innovador sistema para entender y hablar inglés como segunda lengua de forma más efectiva (“entrenando” y no “estudiando”). Su propuesta ya ha llamado la atención de inversores de la talla de Eugenio Galdón (fundador de ONO) o Rodolfo Carpintier (y su incubadora de negocios DaD)

¿Qué hace tan atractiva a la startup BrainLang para inversores?  Que apunta alto. Solucionar un problema global: Millones de personas estudian inglés como segunda lengua, y la mayoría se atascan al llegar al nivel intermedio-bajo y no son capaces de entender y comunicarse en la lengua que están estudiando.

BrainLang tiene por objetivo reinventar la industria de idiomas: “Deja de estudiar, empieza a Entrenar. Sin Cursos. Sin Clases. Sin Rollos”. Y está focalizada en mayores de edad, especialmente profesionales, frustrados con el inglés.

Fundamentado en las teorías del famoso lingüista Stephen Krashen: mediante el input (escuchar y leer) comprensible en un entorno de bajo estrés se adquieren realmente los patrones del lenguaje. De hecho, BrainLang hace suya la visión del académico norteamericano y su equipo está convencido de que “Aprender Inglés estudiando gramática es como intentar aprender a patinar estudiando las leyes de la física.” Por esa razón, BrainLang propone un entorno inmersivo y adaptado al usuario con historias y contenidos creados por guionistas con el entretenimiento en mente. Sus historias hacen que los usuarios se vayan familiarizando gradualmente con las estructuras del idioma y las interioricen, y todo mediante un proceso entretenido en el que también es posible aprender con otros temas.

El mecanismo mental por el que BrainLang funciona es el mismo que se da tras pasar un tiempo en un país anglosajón: de ambas formas se logra entender y hablar un idioma sin que medien clases. La diferencia es que BrainLang lo ofrece en cualquier parte (ordenador, tablet o móvil) y que es mucho más barato que una estancia en el extranjero.

CAMPAÑA DE CROWD EQUITY
Actualmente, BrainLang ha lanzado una campaña de crowd equity a través de la plataforma Crowdcube www.crowdcube.es/brainlang con un modelo que no sólo permite a los microinversores disfrutar de sus futuros beneficios o compartir accionariado con Eugenio Galdón o Rodolfo Carpintier. La startup ha creado un sistema de recompensas que funcionan como una compra anticipada de sus servicios a precios muy rebajados y que, a partir de ciertas cantidades, permitirán a los inversores aprender inglés gratis para siempre.



X